Search Health Information


Health Information
Enfermedades y afecciones

Trastornos Genitourinarios y de Riñones

Circumcisión

¿Qué es la circuncisión?

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico para quitar la piel que cubre la punta del pene, llamada "prepucio". En muchas culturas, la circuncisión es un rito religioso o una tradición ceremonial. Es más común en las religiones judías e islámicas. En Estados Unidos, la circuncisión del recién nacido es un procedimiento optativo. Se estima que a entre el 55 y el 80 por ciento de los recién nacidos varones se les practica la circuncisión. Sin embargo, esta cifra varía según los distintos grupos socioeconómicos, raciales y étnicos.

¿Los pediatras están a favor de la circuncisión?

En 1999, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics o AAP, por sus siglas en inglés) publicó una política sobre la práctica de la circuncisión. Esta fue reafirmada hace poco tiempo, en el 2012. La AAP reconoce la siguiente información recabada a partir de estudios realizados a varones circuncidados y no circuncidados:

  • Los problemas del pene, tales como la irritación, pueden producirse con o sin circuncisión.

  • No existe diferencia en la higiene, siempre y cuando se realice el cuidado adecuado.

  • Puede o no puede haber diferencia en la sensación sexual o prácticas sexuales en hombres adultos.

  • Hay un aumento del riesgo de padecer una infección de las vías urinarias en varones no circuncidados, en especial en bebés menores de 1 año. Sin embargo, el riesgo de padecer infecciones de las vías urinarias en todos los niños es menor al 1 por ciento.

  • La circuncisión del recién nacido brinda cierta protección contra el cáncer de pene. Sin embargo, el riesgo total de padecer cáncer de pene es muy bajo en los países desarrollados, como es el caso de Estados Unidos.

  • Existe menos riesgo de ciertas enfermedades de transmisión sexual (incluido el VIH o HIV, por sus siglas en inglés) en varones circuncidados.

El informe más reciente de la AAP sostiene que los beneficios de la circuncisión para la salud superan los riesgos. Sin embargo, la AAP no encontró suficiente información como para recomendar la circuncisión de todos los bebés como procedimiento de rutina.  La AAP recomienda que se informe a los padres sobre los beneficios y riesgos de la circuncisión del recién nacido, y que los padres decidan qué es lo mejor para su bebé.

¿Cómo se realiza una circuncisión?

La circuncisión la realiza normalmente un obstetra, en el hospital. Cuando se lleva a cabo por razones religiosas, otras personas pueden realizar la cirugía como parte de una ceremonia una vez que el bebé haya sido dado de alta del hospital.

La circuncisión se realiza solo en bebés sanos. Como el procedimiento es doloroso, la AAP recomienda utilizar algún tipo de anestesia local para la circuncisión del recién nacido. Existen muchos tipos de anestesia, que incluyen cremas entumecedoras o inyecciones de cantidades pequeñas de anestesia alrededor del pene. Aunque existen riesgos con cualquier anestesia, por lo general se las considera muy seguras.

Existen diversas formas de realizar una circuncisión. Algunos métodos utilizan un dispositivo de pinza temporal, mientras que otros utilizan una campana de plástico que permanece en el pene durante un período determinado de tiempo. Cada método requiere la separación del prepucio de la cabeza del pene haciendo un pequeño corte en el prepucio y colocando la pinza en el prepucio. La pinza se deja colocada durante unos cuantos minutos para detener la hemorragia. Luego, puede cortarse y quitarse el prepucio.

Cómo proporcionar cuidados después de una circuncisión

Las circuncisiones realizadas por un médico capacitado rara vez presentan complicaciones. Normalmente, los problemas que se presentan no son graves. Las complicaciones más comunes son hemorragia e infecciones. El cuidado apropiado después de la circuncisión ayuda a reducir las probabilidades de que se presenten problemas.

El médico de su bebé le dará instrucciones específicas sobre el cuidado de la circuncisión. : Es importante que mantenga la zona limpia. Después del procedimiento:

  • Puede haber una gasa con vaselina o una crema antibiótica que puede retirarse con el primer cambio de pañal. El médico de su bebé puede recomendar que se coloque un apósito nuevo.

  • La cabeza del pene puede estar en carne viva y roja.

  • Puede haber una pequeña cantidad de sangre al principio, o un drenaje de color amarillo más tarde. Esto es parte de la curación normal.

  • Su bebé puede tener algunas molestias con los cambios de pañal de los primeros días.

  • Mantenga el pene limpio con agua y jabón.

  • Las circuncisiones normalmente se curan en una o dos semanas.

Su bebé puede estar alterado tras una circuncisión. Abrazarlo y amamantarlo puede reconfortarlo. La mayoría de los niños no necesitan un cuidado especial del pene una vez que se ha curado la circuncisión.

Cómo proporcionar cuidado al pene sin circuncidar

Un varón recién nacido normalmente tiene el prepucio firmemente ajustado a la cabeza del pene. Mientras que la orina del bebé pueda pasar por la apertura, esto no es un problema. No es necesario limpiar la parte interna del prepucio, solo el exterior, como parte de la higiene normal.

A medida que el bebé crece, el prepucio se va aflojando y puede retraerse (moverse hacia atrás). Esto puede tomar de meses a años. El médico de su bebé lo examinará como parte de los controles, y le enseñará a usted a retraer el prepucio. Esto permite la limpieza de la zona. A medida que el niño crece, se le debe enseñar a que él mismo se retraiga y limpie el prepucio. Nunca debe retraerse el prepucio a la fuerza. No permita que el prepucio permanezca retraído durante largos períodos, ya que esto puede cortar el suministro de sangre y provocar dolor y una posible lesión. A veces, el prepucio se atasca en la posición retraída y no puede volver a su lugar. Esto se llama parafimosis, y es una emergencia médica.

En algunos niños, el prepucio no puede retraerse debido a que la apertura está restringida, lo que provoca una enfermedad llamada "fimosis". Si esta afección no responde al tratamiento médico, puede requerir la práctica de una circuncisión posteriormente en la niñez.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 12/31/2009
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.